jueves, 9 de octubre de 2008

La muy perra

Odio levantarme por las mañanas, odio madrugar.. solo tengo sueño, quiero seguir soñando. Ya por fín me levanto. Siempre por el mismo lado de la cama. Siempre apoyo el pie derecho el primero, es un ritual que llevo haciéndolo muchos años, es para "empezar el día con buen pie". Y oigo a mi perra que se estira y bosteza conmigo. La muy perra no se levanta con mi mujer a las seis de la mañana, no, pasa de ella y de su desayuno, prefiere seguir durmiendo. Eso sí cuando yo me levanto unas horas después, entonces sí. Ella viene conmigo mientras me preparo mi desayuno. Mira con ojitos de deseo mi tostada. Babea a mi lado cuando me la estoy comiendo e incluso me da la pata pa´ver si le doy algo. Está atenta a todos, absolutamente todos, los movimientos de mi pan. A mi me recuerda a la rowenta, si algo cae al suelo, al segundo no está, los suelos están impecables, pero en ellos no comería. Luego se sienta en la cocina para que le abra la puerta de la terraza, ahora si quiere su pienso, será japuta.. Una vez a engullido esas bolas marrones asquerosas (¿las habeis probado alguna vez? yo solo quería saber a que sabe lo que come mi perra) se tumba a tomar el sol, a esperar a que yo termine de hacer las cosas de la casa, ducharme y cuando grito como Pedro fuera de casa: "WILMAAAAAAA". Ella se levanta corriendo, las patas le resbalan en el suelo como los dibujos animados, y en cero coma, se presenta a mi lado, se sienta y mueve el rabo porque sabe lo que toca. Su paseo matutino. Después de un largo paseo de desahogo en todos los sentidos para ella, subimos a casa. Bebe su agua y si hace solecito sigue tomando el sol en la terraza, sino se echa en su cama. Llega la hora de irme yo a trabajar y me da una envidia.. Se queda ahí tumbadita en su cama calentita, mullidita.. y yo ale, a currar pa´alimentar este bicho. Hay que joerse... yo en mi próxima vida quiero ser perra.

5 comentarios:

Not dijo...

No lleva mala vida, no...

Yo he probado los de gato. Cuando hay necesidad...

Rachel dijo...

¿necesidad o curiosidad? da igual, no se como se pueden comer eso.

yo quiero una vida de perra que no una perra vida.

Nima dijo...

por lo menos se levanta. Mi "William" se queda en la cama durmiendo cuando me levanto para ir a trabajar.
y me mira con esos ojitos de: "pringadaaaaaaaa!!"

Saturnine dijo...

O.o pero qué loca... comer comida de perro y querer ser perra del futuro XD. A mí no me gustan los perros, ni las perras, ni nada que ladre... lo único que tengo de mascota es mi cáctus Fausto. No come ni jode, eso es una mascota.


pS. Te ves muy bien con tu nuevo corte, guapaaaaaaaaaaaaa

Rachel dijo...

jajaja.. tu willy si que es perro.

Satur, la curiosidad mató al gato. Por cierto, muchas gracias.