viernes, 3 de octubre de 2008

¿DONDE ESTAS?

Estoy saturada, vendida, tirada. Estoy agotada y todavía me queda una jornada. Es viernes si, pero vaya viernes.. Debería haberme levantado a las ocho, tengo cosas que hacer, pero no, me levanté a las diez. Ahora mientras desayuno escribo esto. Me despierto y ella ya no está. Y es aquí donde canto esa canción que te gusta tanto, cariño, la de Calamaro y compañía "¿Donde estás quiero verte? ¿Donde estás? Princesa de mi soledad". Y es que lo llevo fatal, solo te veo hora y media como mucho al día. Es injusto, somos tu halcón yo lobo nocturno, como en esa peli. Tu eres el día yo la noche. ¿estamos condenadas a estar eternamente separadas? No lo quiero, no quiero una vida junto a ti sin verte. Me gustaría estar en casa cuando tú llegaras, o que nos encontraramos en la estación de tren, con eso me bastaría. Pero comienzo a cansarme, te echo de menos demasiado. A veces me entran ganas de llorar por las mañanas, cuando desayuno sola, buscando palabras amigas por la red, que me hagan compañía. Cariño, no quiero esto, quiero que todos los días sean sábado o domingo. Quiero irme de viaje contigo, descubrir cosas juntas, que los ojos se nos hagan agua solo de mirarnos. Quiero pasar la vida junto a tí, y quiero verte.

4 comentarios:

Abril dijo...

ups... una foto y un poco de paciencia no sirven, ¿verdad?
seguro que vale la pena la espera,

animo

Rachel dijo...

Hola Abril, gracias por pasearte por este pequeño espacio. Y respondiéndote, claro que vale la pena.

Un beso

Niamh dijo...

te entiendo perfectamente...nosotros nos vemos un rato a la hora de comer y ya a las 23,15h. Y eso ahora que no trabajo fuera, a partir del jueves ni eso...jodía vida ésta...besos y ánimo

Anónimo dijo...

Paciencia, paciencia, que es la madre de la ciencia, siempre hay que seguir adelante para atras, ni para coger impulso. Besos