miércoles, 24 de septiembre de 2008

Me tocó!

vaya, que si me han tocado. Ayer por la noche, entre crear este espacio de desahogo para mí, visitar foros y demás, participé en un sorteo de estos que hay miles que te mandan via email, y va y me toca. Y no me ha tocado un mp3, o dinero, o una batería de cocina noooooo... me han tocado dos entradas para "La fiesta de clausura del festival de cine de San Sebastián". Comienzo a pensar... a ver, si guay fiesta con alcohol gratis, buen ambiente, famosos entre la gente.. y como coño voy?? Es el sábado a las doce de la noche, y la fiesta durará pues eso, hasta las ocho de la mañana. Como va a conducir mi mujer tantas horas de vuelta con todo el cocido??? y el lunes trabajamos... Total, que hemos decidido no ir, y estoy buscando un familiar que quiera ir para darle mis entradas, pero hasta esto es dificil.

Esto de que me toque cosas en los sorteos, no es nuevo. Cuando era pequeña una de las pocas veces que mi padre nos llevó al circo, en la entrada nos dieron unos boletos con números. Yo no le di los míos a mi padre para que los guardara, y al subir a las gradas entre el asiento que había un gran vacío y una altura considerable se cayeron los números. En medio del show, los payasos hicieron un sorteo de una guitarra española y una bicicleta. Dijeron uno de mis números. Cuando mi padre me pregunto por él yo sonreí y señalé abajo, ahí estaba mi guitarra. Los payasos como nadie salía con el número, sacaron otro.
Unos años después, tendría yo unos once o doce años, compré una bolsa de patatas fritas, antiguamente se llamaban Matutano. Dentro te tocaba una cartulina que había que rascar y si tenías suerte, te tocaba una bolsa gratis, o un radiocassette o un Land Rover. Yo rasqué y me tocó el todoterreno. Se lo dije a mi madre, y mi madre dijo que tirara eso, que eso no eran mas que engañuflas. Hoy en día mi madre se acuerda, y se arrepiente, claro, porque si me había tocado el coche y los daban. Pasaron los años y conocí a la que ahora es mi mujer. Nos levantamos una mañana de Julio, y ella me había preparado el desayuno y me había comprado unos bollos "los mañanitos" pero de chocolate puro, del que me gusta a mi. Comienzo a desayunar y leo "gana una ps2 platinum. manda el código que aparece en esta bolsa con un sms...". Cojo mi móvil, lo envío (de gasto exactamente 0,30 euros) y me mandan otro que dice "Enhorabuena acaba de conseguir una PS2 Platinum. Mande otro sms con sus datos..." A los meses recibí en mi casa una Play2 plateada preciosa con sus mandos y tarjeta de memoria. Y mi madre una vez más no se lo creía, bueno ni ella, ni nadie. Pues hoy en día sigue funcionando. Y bueno el último que he participado ha sido en este, y ya veis dos entradas para el Festival de San Sebastián. así que como yo no puedo disfrutarlas, las disfrutará otro por mí.
ALEA JACTA EST

6 comentarios:

Not dijo...

¿Me acompañas a Las Vegas?

Rachel dijo...

a las Vegas?? anda que no hay casinos por Madrid.

Niamh dijo...

guapa, a ver si cuando quedemos (espero que antes de que hagan la comunión mis hijos :D ) me dejas un poquito de suerte en casa, jeje...
Que sepáis Moni y tú que sigo vuestros blogs aunque no escriba nada.
Besos de los 4 (4 de momento, jiji)

Rachel dijo...

hey!! que ilusión que me hayas escrito, y que sigas nuestros blogs. gracias. pero...
como que cuatro de momento?? no me digas que estas otra vez embarazada?? madre mia! ya me contarás.
Un besazo para cada uno. Y si a ver si nos acercamos a veros. Muuuaasss

Niamh dijo...

¡no, nooo, no fastidies!!en unos años nos gustaría, pero ahora noorrrr!!!

Rachel dijo...

jajaja.. ok. es que con el comentario que pusiste "(4 de momento, jiji)" parecía eso. por cierto tienes blogs tu? asi te agrego.